Conexión Andrómaco 34

Con exión Andrómaco | 13 | Noviembre de 2017 Gente en acción DR. ABEL ALBINO Revista Conexión N° 1 Septiembre 2007. Médico, Universidad Nacional de Tucumán. Pediatra, Universidad de Chile. Doctor en Medicina, Universidad Nacional de Cuyo. Fundador y Presidente de Fundación CONIN. Fellow ASHOKA, USA. Profesor Honorario Extraordinario, Universidad Abierta Interamericana de Rosario. Profesor Honorario Extraordinario de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica Argentina de San Luis. Miembro de diez instituciones académicas nacionales e internacionales. AVANCES Y DESAFÍOS EN EL CAMPO DE LA DESNUTRICIÓN Creo que lo más importante para nosotros, que estamos avocados desde hace más de 25 años a la prevención y tratamiento de la desnutrición, es el reconocimiento del problema como una enfermedad individual y social. Y ese reconocimiento, se manifestó desde el Estado, con la firma del convenio con el gobierno provincial de Mendoza, Misiones, Chaco, Catamarca, Jujuy, La Rioja y con Desarrollo Social de la Nación. Luego la creación del Ministerio de la Primera Infancia en la provincia de Salta – primero en Argentina y América Latin–, y por último, la entrevista personal con el presidente de la República, interesado en el trabajo de CONIN. Proyectándonos en el futuro, si queremos una gran Nación, debemos multiplicar Centros de Prevención en cada lugar que sea necesario, y dignificar a nuestros her- manos y a sus hogares, a través de cinco acciones que deberían ser políticas de Estado que se mantengan en el tiempo: 1. ESTIMULAR Y ALIMENTAR al cere- bro del niño adecuadamente en los pri- meros 1.000 días (embarazo y dos pri- meros años). La mujer embarazada debe ser objeto de todo cuidado y protección. Esto ya no depende de las posibilidades físicas o financieras. Esta es una cuestión de prioridad política. 2. EDUCAR ESE CEREBRO. La educa- ción es una semilla maravillosa, pero como toda semilla, necesita un sustrato donde sembrarse, y el sustrato ideal para sembrar educación es un cerebro intacto, estimulado y alimentado adecuadamente. “Hay que hacer de la patria una gran escuela”, advertía Sarmiento hace 150 años. 3. CLOACAS. En esta oportunidad, debemos rescatar la opinión de quien fuera el Primer Ministro de Salud de la República Argentina, el prestigioso médico de Santiago del Estero, Dr. Ramón Carrillo, que decía: "los hongos, los virus y las bacterias como causas de enfermedad son pobres causas, compa- radas con el daño tremendo que causa la falta de cloacas”. 4. AGUA CORRIENTE Y ¡CALIENTE! Nuevamente el ex Presidente Sarmiento nos advertía que el agua es como “la sangre de un cuerpo”, no hay derecho que una persona no tenga agua corrien- te en su casa. Si el Estado impulsara como política social, no solo la provi- sión de agua potable sino también de agua caliente, modernizaríamos la con- signa bajo la cual tuvo notable éxito el Imperio Romano: carreteras, agua y derecho. El agua caliente está estrecha- mente relacionada con la higiene. 5. LUZ ELÉCTRICA. “La luz es como la vista, no hay derecho que una persona quede ciega después de las 6 de la tarde”, decía Sarmiento. Cuando uno permane- ce dentro de un rancho nota que no tie- nen ventanas, pues de esa manera se pro- tegen del frío y al no haber ventanas, tampoco hay luz al atardecer. Si hacemos estas cinco cosas seremos una potencia en 20 años, el desarrollo será una consecuencia, viene solo. Estos son los cinco puntos necesarios para el desarrollo de nuestro querido país. ¿Y si queremos que se desarrolle América Latina? Tendríamos que dar tres pasos: el primero de integración política, luego educativo y por último, económico. 10°aniversario de nuestra revista

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw