Conexión Andrómaco 32

Con exión Andrómaco | 21 | Marzo de 2017 Por las rutas CIRCUITO “ALDEAS ALEMANAS” La comunidad germana más importante de nuestro país está en Entre Ríos, en su mayoría por los alrededores de Paraná. Llegaron allí a finales del siglo XIX donde continuaron con sus costumbres y tradiciones. Dichas aldeas pue- den visitarse en el día o en varias jornadas. Hay varias, cada una con su particularidad. Aldea Villa María se encuen- tra a 35 km de Paraná y posee áreas de pesca, un balneario y se pueden comprar exquisitas prendas de angora. Uno de los atractivos de Aldea San Francisco es el cementerio con sus imponentes tumbas construidas a principios del siglo XIX. En Pueblo Alvear hay bungalows y cabañas para turistas. En Aldea Spatzenckutter se encuentra el pri- mer Juzgado de Paz de la congregación y el cementerio más antiguo con cruces de hierro realizadas con moldes rusos que constituyen una verdadera obra de arte. En la Aldea Salto se puede disfrutar de un auténtico viaje al pasado con paseos en carro y caminatas por viejas casonas, huertas y corrales. Aldea Brasileira, en cambio, es la más joven del circuito. Antes de afincarse allí, sus habitantes vivían en Brasil. Se destacan aquí la Iglesia San José y el Comedor Munich, donde hay que degustar la carne de cerdo con “filzer”. 1908, es de un estilo ecléctico donde se alternan caracterís- ticas arquitectónicas francesas, con peculiaridades del renacimiento italiano y el barroco alemán. Su excelente acústica deleita a los más exigentes oídos melómanos. Pero sin duda, lo más singular que tiene esta ciudad de variada arquitectura que nos hace atravesar nuestra historia con sus diferentes construcciones que van desde antiguas casas coloniales hasta los más modernos edificios, es que se yergue sobre una barranca que la eleva a modo de pedes- tal sobre un panorama verde que invita a agradecer a la vida. Recorrer el Parque Urquiza, un territorio de 44 hectáre- as sobre las barrancas del río Paraná, pasear por sus viejas escalinatas y deleitarse con sus cascadas, vertientes y monumentos hace comprender a cualquiera porqué los pri- meros colonos decidieron asentarse allí. EL RÍO, EL GRAN PROTAGONISTA Los paranaenses disfrutan mucho de diversas actividades al aire libre. Ya sea dar largas caminatas sobre la Costanera, correr o retozar entre amigos o en familia es habitual entre los citadinos. El río también es bastante concurrido por nadadores y personas que hacen windsurf, wakeboard,

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw