Conexión Andrómaco 31

CIENCIA Y TECNOLOGÍA, BASES DEL DESARROLLO Según el documento “Escenario y perspectivas de la industria farmacéutica nacional 2016-2018” elaborado por la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA), Argentina es uno de los pocos países del mundo cuyos laboratorios de capitales nacionales tienen una presencia y participación en su mercado interno supe- rior a la de los laboratorios extranjeros. Esto, además, dentro de un contexto en el que se asegura un adecuado abas- tecimiento de medicamentos elaborados con normas de calidad internacional y a precios accesibles. Situación que solo se equipara con países como Japón, Estados Unidos, Alemania y Suiza. En nuestro país, los laboratorios farma- céuticos de capital nacional detentan el 66% de las unidades vendidas en el mercado y el 60 % de la factura- ción del sector. Las firmas de capital extranjero comercializan el 34 % de las unidades vendidas y el 40 % de las ventas en valores. Las mismas se caracterizan por ser filiales de multinacionales, en general norteameri- canas, alemanas o suizas. Además, por la propia característica de la industria farmacéutica, genera empleo de alta calidad, fomenta la investi- gación y el desarrollo y la defensa de la propiedad intelectual de patentes de medicamentos. De acuerdo a datos de la Unión Industrial Argentina (UIA), este es un sector industrial que cuenta con más de 38 mil puestos directos de alta calificación y 100 mil indirectos; por lo tanto debe ser considerado estratégico para los intereses nacionales. industrias, que tenemos un gran capital humano, buena edu- cación y buena salud, bases claves para cualquier tipo de creci- miento. Pero para ello también debemos tener empresarios que estén dispuestos a invertir y correr riesgos…riesgos que no son tanto, porque acá hay mercado interno, gente que va a consumir. “Eso es lo que deberíamos estar fomentando. Por supuesto que vamos a tener frenos de sectores que no quieren Con exión Andrómaco | 29 | Noviembre de 2016 “La productividad tiene muchos aspectos virtuosos que van más allá de lo numérico”. Reflexiones que tengamos determinada producción porque la hacen en el exterior y la quieren vender acá como un lugar de expansión, como un mercado cautivo”, advierte Rapoport, y sugiere que deberíamos proteger nuestra industria de la misma manera que Estados Unidos protege su agricultura. “Como Estados Unidos no puede competir con la Argentina en términos agrícolas, subvenciona a sus agricultores. Esa es su forma de protegerse”, explica. Y subraya que no podemos ser un país exclusivamente agrario porque ningún país agrario logró ni logra ser potencia en el mundo. “A nosotros nos vendieron que éramos el granero del mundo, que éramos la sexta potencia de la Tierra; eso es una mentira. Los países que se hicieron grandes hoy son países estrictamente industriales donde lo agrario es complementario; por lo tanto hay que pensar que es preciso invertir con la cabeza, con la ciencia y con la tecnología. >>

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw