Conexión Andrómaco 31

| 28 | necesidades y en algo tan importante y tan poco tangible como esencial: nuestra propia identidad. Como si fuera poco, a esto hay que sumarle el irreemplazable agregado de brindar empleo a los propios habitantes. La productividad tiene muchos aspec- tos virtuosos que van más allá de lo numérico”, dice Rapoport. FÁBRICAS DE PROSPERIDAD El progreso nacional se crea a base de industrias, de fábricas, de empresas que brindan empleo. La industria significa desde ya tener un saber previo, pero sobre todo se construye cuando se invierte en conocimiento e investigación. Un laboratorio tiene que captar cuáles son las necesidades de salud de la población y brindar una respuesta efectiva y de calidad. Para poder hacerlo es necesario tanto que existan de antemano saberes científicos como también fomentarlos. El mal de chagas, por ejemplo, afecta básicamente a nuestro país y por eso ha sido mayormente estudiado por científicos argentinos. “Tenemos nuestros pro- pios temas o inconvenientes que son típicos de aquí y eso no lo van a investigar en Estados Unidos o Europa. No tenemos nece- sidad de todas las cosas que ellos hacen, hay algunas que no nos sirven para nada, o en todo caso nos sirven para quitarnos empleo”, reflexiona Rapoport. Es más, afirma que son muy pocos los países que albergan lugares como el CONICET, un semillero per se de desarrollo e innovación. “El único sistema de investigación científica similar al nuestro está en Francia. Ni siquiera Brasil tiene algo parecido. Es invaluable que haya investigadores que se dediquen exclusivamente a la investiga- ción. Además, contamos también con los colegios industriales que son magníficos, no sé cómo se les habrá ocurrido liquidar- los en algún momento de nuestra historia. Estas instituciones son un capital muy rico propio de una sociedad con mucha y diferente inmigración”, dice el estudioso, que también señala que muchas, muchísimas industrias han sido fundadas por extranjeros que han venido al país con una mano adelante y otra atrás y han creado industrias nacionales que hoy en día son multinacionales. INVERTIR PARA CRECER A pesar de todos los vaivenes político - económicos de la Argentina, está demostrado que aquí pueden prosperar las COMPRAR NACIONAL, INVERTIR EN FUTURO La ley 25.551, conocida como “Compre Trabajo Argentino” establece normas para priorizar compras de la indus- tria nacional por parte del Estado Nacional, concesionarios licenciatarios y permisionarios de servicios públicos. Dicha ley indica que, dado que se usan recursos del Estado para abastecerse de insumos, a la hora de la compra deben tener prioridad los productos nacionales que cumplan con las especificaciones técnicas requeridas y cuyo precio sea comparable al de un producto importado equivalente. La ley “Compre Trabajo Argentino” es una herramienta estratégica para fomentar la industria y el empleo en el país. De hecho existen leyes similares en países como Estados Unidos, Canadá y Japón.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw