Conexión Andrómaco 31

SAN TELMO: NUESTRO BARRIO ELEGIDO En 1941, Laboratorios Andrómaco mudó su planta industrial a San Telmo frente al puerto construido por Eduardo Madero durante la presidencia de Julio A. Roca. El edificio de la Avenida Ingeniero Huergo que hoy nos alberga, fue diseñado como imprenta en 1927 por el arqui- tecto estadounidense Thomas Louis Newbery, el mismo que construyó junto con su socio inglés Paul Bell Chambers el suntuoso edificio de la esquina de Diagonal Norte y Florida, actual sede del Banco ICBC. La ubicación geográfica de la planta en el barrio más antiguo, nos permite ser parte de uno de los hitos de la ciu- dad en donde confluyen la historia y la vanguardia. el Linyera, Inodoro Pereyra y Mendieta y muchos más. El periplo finaliza en el imponente y precioso edificio de la ex Cervecería Munich, hoy Museo del Humor, en Puerto Madero. Allí se albergan dos siglos de humor gráfico argen- tino. En el pabellón del ex Hotel de Inmigrantes funciona el Museo de la Inmigración y Arte Contemporáneo. Allí puede apreciarse la experiencia de la migración en sus diferentes etapas: desde el viaje hasta su legado. Están aquí los libros de registro de todos los inmigrantes que llegaron a nuestro país. El Museo de Calcos y Esculturas Comparada Ernesto de la Cárcova es el más importante en su género en Sudamérica. Hay piezas que representan las manifestaciones escultóri- cas más destacadas realizadas desde la cultura sumeria hasta el Renacimiento. Cuenta también con reproducciones de obras de la América Prehispánica y con una colección de esculturas originales de artistas argentinos. Hablando de esculturas, imprescindible deleitarse con la fuente de las Nereidas, obra realizada en mármol de carrara por la gran escultora argentina Lola Mora. Inaugurada en 1903, fue concebida para emplazarla en la Plaza de Mayo, pero al ser considerada indecorosa la pusieron en otro sitio y luego la trasladaron a este lugar definitivo. En los buques Museo Corbeta Uruguay y Fragata Sarmiento se aprecian tanto los artefactos que se utilizaban para hacerse a la mar como las hazañas de rescate, observación y estudio científico que realizaron nuestros marinos en el pasado. Ambos buques son Monumentos Históricos. Por supuesto, hay que atravesar el Puente de la Mujer, sím- bolo de Puerto Madero. Peatonal y giratorio, esta obra es del famoso arquitecto español Santiago Calatrava y fue donada por un particular. Las modernísimas torres conviven en armonía con los viejos docks estilo inglés. Y sobre todo, hay un edificio imponente que alberga obras contemporáneas: la ex fábrica Molinos construida a principios de Siglo XX con enormes ventanales y el techo a 10 metros de altura es el espacio ideal para deleitarse tanto con la arquitectura del pasado como con el arte actual. Y si la idea es seguir regocijándose en el ámbito artístico, en este mismo barrio se exhibe la Colección de Amalia Lacroze de Fortabat, con más de 150 obras de artis- tas de renombre como Warhol, Rodin, Dalí, Soldi, Quinquela Martin y Xul Solar. Pero sobre todo caminar por la ribera del río, observar las viejas y enormes grúas, y darse el gusto de comer en alguno de sus muchos afamados restaurantes, son lujos que vale la pena darse. >> Con exión Andrómaco | 25 | Noviembre de 2016 Por las rutas Fotos gentileza del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw