Conexión Andrómaco 31

LA LIBERTAD ESENCIAL PARA EL DESARROLLO HUMANO “Así como toda buena semilla necesita buena tierra para ser productiva, no hay mejor terreno para el desarrollo humano y profesional que la libertad. Y es así como se complementa la configuración de nuestro cuadro ideal: ser libres para hacer, crear, desafiar y conquistar lo que buscamos para esta compañía. Donde, teñidos de buena fe, sin especular con los roles prestablecidos, ampliamos nuestro ámbito de responsabilidad al máximo posible, aun- que no sea lo más cómodo ni fácil. Este es nuestro motor y lo que explica que más allá de las turbulencias a lo largo de tantos años, sigamos avanzando seguros de que siempre mañana vamos a ser mejores que hoy.” Martín Sánchez Maurello, Gerente de Recursos Humanos. | 16 | DETRÁS DE UNA BUENA EMPRESA HAY SIEMPRE BUENA GENTE Martín Sánchez Maurello, Gerente de Recursos Humanos del Laboratorio, explica que pensar en la cultura organizacional de Laboratorios Andrómaco lleva a observar algunos rasgos que UNA RELACIÓN CON BUENAS BASES “Para nosotros, es muy importante establecer una relación cercana de largo plazo con la comunidad médica y con nuestros consumidores. Para lograr- lo, nos enfocamos en generar buenas bases. Una buena base está dada por la elaboración de un buen producto, de calidad, que cumple con la expectativa que se da conocer de manera clara y honesta. Para el Laboratorio es una responsabili- dad brindar conocimiento y generar avales que muestren la coherencia mantenida a lo largo de tantos años de trabajo que arroja como resultado la confianza del mercado”. Natalia Mazzoni. lo distingue como comunidad de trabajo y que trascienden las puertas de la empresa. La calidez tan particular que se percibe en el colaborador, tanto internamente como en los ámbitos médicos es poco frecuente y muy apreciada. “Cuando afirmamos que Andrómaco es una empresa familiar, no sólo hacemos referencia a la familia accionista, sino también al sentido de pertenencia que generan nuestros vínculos cotidia- nos. Vínculos edificados sobre los valores que compartimos y están basados fundamentalmente en el respeto por el otro, más allá del rol que ocupe en la organización, ya sea un colaborador, accionista, proveedor, cliente o vecino. Si bien la palabra respe- to admite múltiples interpretaciones, nosotros lo resumimos en una: considerar al otro. Un Otro con ilusiones y temores, con alegrías y pesares, con logros y fracasos en sus espaldas. En fin, personas que como tales merecen ser tratadas con la dignidad y cuidado adecuada. Y ese es el corazón de nuestra cultura”. EL COMPROMISO DE UN LABORATORIO QUE CUMPLE 90 AÑOS “Parte de lo que nos ha permitido llegar a este aniversario es haber cumplido con el contrato implícito que sostiene que lo que el consumidor adquiere o el médico recomienda es efectivo. Puedo afirmar que generalmente es mucho más efectivo de lo que nosotros decimos. Nos motiva la satisfacción del consumi- dor y la confianza de la comunidad médica. Sin ellos, nuestra empresa no sería posible,” concluye Natalia Mazzoni. >> Reunión anual con los colaboradores del Laboratorio. Año 2010.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw