Conexión Andrómaco 29

Con exión Andrómaco | 19 | Abril de 2016 Una capital hospitalaria y plagada de esculturas, pai- sajes de vegetación profusa, algunos casi inexplora- dos, pesca y termas relajantes; una provincia que ofrece tranquilidad, ocio, aventura y arte, entre otros atractivos. Por las rutas Su lema oficial “Chaco, el secreto de la Argentina” resume el enorme potencial que promete esta región a los turistas ávidos por incursionar en destinos diferentes y originales. Un buen periplo para conocerla es comenzar la visita por Resistencia, una ciudad que con sus calles, plazas y avenidas plagadas de escultu- ras es un auténtico museo a cielo abierto. Realizada desde 1988, la Bienal Internacional de Esculturas es el evento más importante de la provincia y el orgullo y pasión de los chaqueños a la que acuden arriba de 200.000 personas y que ya dejó un legado de más de 600 efigies de distintos tamaños, materiales y temáticas. Sólo caminar por la ciudad sin horario ni rumbo fijo es un auténtico paseo relajante y artístico. Una cita imperdible es pasar por “El fogón de los Arrieros”, un lugar ecléctico y muy original donde se pue- den encontrar piezas de artillería de la Triple Alianza, antigüedades, pinturas y hasta una “pista de aterrizaje para ovnis”. Cuida la entrada, la tumba del perro Fernando, el can más querido de Resistencia que vagabun- deaba entre bares y conciertos durante la década de 1950. Murió atropellado el 28 de mayo de 1963. Según dicen, su entierro fue el más concurrido en la historia de la ciudad. Apenas a 70 km de Resistencia, se encuentra la Selva del Río Oro, un sitio ideal para hacer turismo rural, actividad también recomendable para hacer en San Martín o Villa Ángela. Los humedales y los afluentes de los ríos Paraná y Paraguay son excelentes opciones para pescar y degustar pescado bien fresco acom- pañado por mandioca frita y jugos cítricos. AL NATURAL Un bosque puro de quebracho colorado chaqueño con especies de más de 500 años, sabanas de pal- meras caranday, selva en galería y esteros otorgan al área del Parque Nacional Chaco una gran biodi- versidad y es una rica muestra de los diferentes ambientes que posee el Chaco Húmedo. Aquí pueden verse con facilidad al ruidoso mono carayá, a tortugas acuáticas, al yacaré overo y al zorro del monte. Es el lugar donde se regocijan los avistadores de aves, pues allí se han contabilizado 353 especies dife- rentes. EL IMPENETRABLE Hábitat natural de especies emblemáticas de la zona como el oso hormiguero, tapir, pecarí, tatú carre- ta y yaguareté, también es el hogar de una enorme variedad de aves exóticas como el chajá y la charata, de cactus que superan los 3 metros de altura, de árboles imponentes como el quebracho colorado y blanco, algarrobo, palo santo, guayacán, palo borracho y frondosas enredaderas, claveles del aire y orquí-

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw