Conexión Andrómaco 28

Con exión Andrómaco | 33 | Noviembre de 2015 En tema II Transmisión por la atmósfera La dispersión por moléculas de aire no cambiará sustancial- mente. Pero debemos considerar otros atenuadores importan- tes como nubes, aerosoles y absorbentes específicos como el ozono. Y aunque no es estrictamente en la atmósfera, también debe tenerse en cuenta el albedo o reflectividad de la superficie. • Ozono El ozono es un absorbente fundamental de la radiación UV. La mayor parte de la capa de ozono se encuentra en la estratósfera, aunque aproximadamente el 10% de la misma se encuen- tra en la tropósfera donde se considera un contaminan- te. La absorción de ozono es fuertemente dependiente de la longitud de onda y determina la forma del espectro solar que llega a la superficie. Filtra completamente los UVC leta- les y parcialmente los UVA y UVB. La columna de ozono varía con el tiempo y el lugar indepen- dientemente de cualquier problema de agotamiento. Tenemos un mínimo cerca del ecuador y un máximo a altas latitudes. Cuenta con una variación estacional, con máximo en la prima- vera y el mínimo a finales de otoño. Durante el día las variacio- nes pueden ser grandes simplemente debido a la dinámica (movimiento a gran escala de los sistemas de aire y presión). • Nubes Su acción principal es reducir la radiación en la superficie por dispersión de nuevo al espacio. La cantidad y tipo de nubosidad determina la atenuación y es muy variable. La dispersión que ocurre en los bordes de una nube puede aumentar la radia- ción sobre el valor de un cielo claro. Este es un fenómeno de corta duración que ocurre, por ejemplo, con las nubes de cúmulus desagregadas. Pero en balance, las nubes reducen la radiación. • Aerosoles Un aerosol es una dispersión de partículas de sólido y líquido en un gas (en este caso, el aire). Los aerosoles pueden obser- varse como una pátina "nebulosa" o un cielo "lechoso" cuan- do no hay nubosidad. En la atmósfera hay aerosoles tanto naturales como de origen artificial, pero gran parte de la carga de aerosoles hoy, proviene de las actividades del hom- bre, como el uso de combustibles fósiles y procesos industria- les. Algunos aerosoles absorben la radiación, sin embargo, su principal influencia directa es la dispersión de la radiación, aumentando la retrodispersión y así reducen la radiación en la superficie. Un efecto indirecto es que actúan como núcleos de condensación, determinando el número y tamaño de las gotas de las nubes, y por tanto, la cobertura, tipo y ciclo de vida de las mismas. • Albedo Aunque no es parte de la atmósfera, el albedo o reflectividad de la superficie terrestre puede influir en la exposición, por- que la radiación reflejada desde la superficie puede golpear un objetivo directamente, o ser retro dispersada por la atmósfera. La nieve tiene un alto albedo (> 90%), la arena es de alrededor de un 20%, ladrillos y piedra un 10%, y la vegetación <5%. • Comportamiento Personal Todos aspectos que determinan la cantidad de radiación que llega a nuestra piel: la actividad al aire libre por el trabajo u ocio, la ropa que usamos; el medio ambiente, urbano, campo abierto, playas; el uso de protectores solares. COMPLEJA ECUACIÓN El análisis en los términos que hemos escuchado sobre el cam- bio climático, calentamiento global, gases invernadero, huella de carbono, presenta una compleja ecuación que tiene un claro impacto con aumento de temperatura. El balance total es un interrogante. Lo único cierto es que el aumento de la temperatura está ocurriendo y continuará en ascenso. Por ende, la gente estará más tiempo al aire libre, con menos ropa y por lo tanto más expuesta al sol. Es por eso importante, tomar los recaudos necesarios como utilizar la indumentaria adecuada, sombrero y protección solar durante todo el año – especialmente en manos y rostro - para proteger la piel del sol.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw