Conexión Andrómaco 27

TIPOS DE SÍNTOMAS Episódicos Síntomas leves estacionales y/o perennes Síntomas moderados o severos OPCIONES RECOMENDADAS -Antihistamínico oral. -Antihistamínico nasal. Si es necesario -Descongestivo oral. -Descongestivo nasal. -Glucocorticoides intranasales. -Antihistamínico oral o nasal. -Antagonistas de los leucotrienos. -Glucocorticoides intranasales. -Glucocorticoides intranasales / Antagonistas de los leucotrienos + Antihistamínico H 1. -Inmunoterapia subcutánea o sublingual. EFECTOS ADVERSOS Sedación y boca seca (más con los de primera generación). Sedación, alteración. en el gusto e irritación nasal. Palpitaciones, boca seca, nerviosismo. Efecto rebote de congestión nasal, efectos cardíacos y SNC en especial en chicos pequeños. Irritación y sangrado nasal, dolor de garganta. Pesadillas, prurito y edema, reacciones alérgicas y esofagitis eosinofílica. Reacción local y sistémica. EJEMPLO Ceterizina. Levocetirizina. Desloratadina. Loratadina. Azelastina.Olapatadina. Pseudoefedrina. Fenilefrina. Mometasona, fluticasona, budesonide. Montelukast. + Con exión Andrómaco | 33 | Agosto de 2015 En tema II orales, con frecuencia iniciados por el paciente debido a que una variedad de estos agentes están disponibles y al alcance de los pacientes sin necesidad de una receta. Los agentes de tercera generación son menos sedantes que los agentes viejos e igual de efectivos por lo cual son los de elección. Debido al inicio rápido de acción los antihistamínicos pueden ser utilizados en función de las necesidades. También se encuentran disponibles en forma de aerosol nasal. Las preparaciones intranasales parecen ser similares en su eficacia que las orales, pero pueden ser menos aceptables para los pacientes debido a un sabor amargo. El efecto de los antihistamínicos sobre la congestión nasal es modesto. Pueden ser combinados con descongestionantes ora- les, y mejorar el flujo de aire nasal en el corto plazo y sumar el costo de la aparición de los efectos adversos. Los descongesti- vos tópicos orales son más efectivos que los agentes orales pero hay informes de congestión por rebote (rinitis medicamentosa) y su uso sólo se recomienda en el corto plazo. Los glucocorticoides intranasales son los más efectivos para la rinitis alérgica estacional, aún siendo su eficacia moderada. Aunque el efecto clínico aparece dentro del día, el efecto pico en los casos de rinitis perenne no se alcanza hasta pasadas varias semanas. No hay suficientes datos para determinar si la efectividad difiere dentro de los diversos agentes disponibles. Para los síntomas oculares de alergia, los glucocorticoides nasa- les parecen ser tan efectivos como los antihistamínicos orales. El efecto de los antagonistas de los leucotrienos para los sínto- mas de la rinitis alérgica es similar o ligeramente menor en relación al de los antihistamínicos orales, y algunos estudios randomizados han mostrado un beneficio al sumar un anta- gonista de los leucotrienos como el montelukast al trata- miento. Aunque la mayoría de los estudios han favorecido el uso de los glucocorticoides sobre esta combinación (antihistamínicos más antagonistas de leucotrienos) los datos son inconsistentes, y esta combinación debe ser con- siderada para aquellos pacientes cuyos síntomas no son adecuadamente controlados con un antihistamínico y no deseen aplicarse corticoides intranasales. No hay reportado beneficio si se añade un agente oral antihistamínico o mon- telukast al uso de spray nasal de corticoides. Inmunoterapia con alérgenos. En general una tercera parte de los chicos y casi dos tercios de los adultos refieren parcial- mente los síntomas o logran una leve mejoría con la farmacote- rapia. El próximo paso es la inmunoterapia con alérgenos. Aunque esta terapia ha sido tradicionalmente administrada por vía subcutánea, tabletas que se disuelven rápidamente por vía sublingual fueron recientemente aprobadas para el tratamiento de ciertas alergias. Por la vía subcutánea el paciente recibe el alér- geno en concentraciones crecientes hasta alcanzar una dosis de mantenimiento. En la vía sublingual una dosis fija del alérgeno se administra en las primeras 12 a 16 semanas anticipándose al ini- cio de la estación alérgica. La inmunoterapia ha mostrado su efi- cacia en controlar los síntomas de asma alérgico y de la conjun- tivitis. Además a diferencia de la farmacoterapia el efecto persis- te después de suspendido el tratamiento. PUNTOS CLAVE - RINITIS ALÉRGICA • Se estima que 15 a 30% de los pacientes en EEUU tienen rinitis alérgica, una condición que afecta la productividad y la calidad de vida en niños y adultos. • La rinitis alérgica coexiste frecuentemente con asma y otras enfermedades alérgicas. • Los glucocorticoides intranasales son generalmente la terapia más eficaz; los antihistamínicos orales y nasales y antagonistas de los receptores de leucotrienos son alternativas. • La inmunoterapia alergénica debe utilizarse en pacientes con síntomas refractarios o en aquellos para quienes la farmacotera- pia se asocia con efectos secundarios inaceptables. • Dos formas de inmunoterapia con alérgenos ya están disponi- bles: inyecciones subcutáneas y la disolución rápida de tabletas sublinguales. Ambas formas de terapia general proporcionan una eficacia sostenida después de la interrupción del tratamiento. Bibliografía consultada: 1) Brozek JL, Bousquet J, Baena-Cagnani CE, et al. Allergic Rhinitis and its Impact on Asthma (ARIA) guidelines: 2010 revision. J Allergy Clin Immunol 2010; 126: 466-477. 2) Wallace DV, Dykewicz MS, Bernstein DIThe diagnosis and management of rhinitis: an updated practice parameter. J Allergy Clin Immunol. 2008;122(2 Suppl):S1. 3) Allergic Rhinitis.Clinical Practice N Engl J Med 2015;372: 456-63. 4) Gendo K, Larson EBEvidence-based diagnostic strategies for evaluating suspected allergic rhinitis.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw