Conexión Andrómaco 27

| 30 | EL EQUIPO Y LAS GANAS, COMOMOTIVACIÓN PARA INNOVAR “Además de los concurrentes, los cursistas, y el residente, somos cinco médicos de planta. Así que, los que se encuentran en formación son un aporte fundamental para el sostenimiento del Servicio y su entusiasmo resulta imprescindible para enca- rar los desafíos cotidianos. A mí me encanta trabajar con jóve- nes”, afirma el Dr. Rodríguez. El Servicio está estructurado para atender desde patologías menores hasta enfermedades complejas. Desde casos simples de acné, rosácea y alopecias, hasta tumores, pacientes con infec- ciones relacionadas al Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, la Sífilis o la Lepra. También asisten personas con manifestaciones cutáneas vinculadas a enfermedades internas. “La tarea en un hospital público permite que los médicos en formación puedan tomar contacto con realidades que una vez que comiencen la práctica privada, dejarán de ver. Es por eso muy importante que aprovechen la formación en la especiali- dad y roten dentro del hospital en las diferentes subespecialida- des dermatológicas”, concluye el Jefe del Servicio. “El rumbo que tomó la especialidad hace que hoy en día los nuevos dermatólogos incursionen en tratamientos estéticos, sobre todo después de la irrupción de la escuela americana, que fue responsable de ese cambio. La especialidad ya no es solo la semiología o la clínica. No obstante lo cual, acá tratamos de que la gente joven no haga estética hasta el último año”, afirma el Dr. Rodríguez. FORMACIÓN DOCENTE: CUNA DE ESPECIALISTAS EN DERMATOLOGÍA El Servicio prepara a los alumnos de grado de la Universidad de Buenos Aires (UBA), la Universidad del Salvador (USAL) y la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES). Además, forma parte del área de Posgrado en la carrera espe- cialista de la UBA SAD (Sociedad Argentina de Dermatología); y a partir de julio, “será la sede de la Maestría en Psoriasis que se lanzará de la mano de la Sociedad Argentina de Dermatología y que integrará a otros hospitales también” con- firma el Dr. Rodríguez con orgullo. LA INCORPORACIÓN DEL VIH AL SERVICIO El Hospital Fernández es un referente internacional en el tratamiento del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. El Dr. Rodríguez, quien se recibió como Doctor en Medicina de la UBA con sobresaliente por su tesis en esta patología, forma parte del equipo que trata a los pacientes desde la década del ´80. Junto al Dr. Pedro Cahn, ex Presidente de la Sociedad Internacional de SIDA, atendieron las primeras generaciones de enfermos con el VIH. Al respecto, recuerda que “su aparición revolucionó la atención médica. El desconocimiento y los prejuicios hací- an que nos manejáramos en soledad. Cuando yo estaba en el consultorio nadie se animaba a entrar, me pasaban los elementos a través de la puerta. Había reuniones en el aula magna de cirujanos que se negaban a operar. El aprendizaje fue muy complejo”.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw