Conexión Andrómaco 26

Con exión Andrómaco | 11 | Mayo de 2015 Reflexiones POR MÁS DERECHOS Una ley que todavía no se ha logrado promulgar es la extensión de la licencia por maternidad y por paternidad. En la actualidad, la mamá puede tomarse cuarenta y cinco días antes del parto y otros cuarenta y cinco después de parir, mientras que el padre, solo dos días francos en la mayoría de los casos. Como un bebé de 45 días es, obvia- mente demasiado chiquito, la madre, cuando su presupuesto se lo permite, suele pedir la exten- sión de su licencia por tres meses más sin goce de sueldo. Tanto Unicef como la Organización Internacional del Trabajo recomiendan que la madre tenga como mínimo noventa y ocho días, o sea, catorce semanas de licencia, que es lo que brindan en Colombia y Uruguay. Brasil, por su parte, ofrece ciento veinte días, Venezuela, ciento ochenta y dos y Chile, doscientos diez días. Mientras en la Argentina los padres cuentan con solo dos días de licencia, en Brasil y Chile son siete, en Colombia ocho días hábiles y en Uruguay tienen diez días seguidos, que en 2016 se convertirán en trece. En Venezuela, los padres pueden quedarse en su casa dos semanas com- pletas. “La leche de la mamá se adapta a las necesidades del chiquito, es más fácil de digerir y resulta ideal para la maduración del intestino y el cerebro”. las ayude y las incentive a continuar. La falta de información les hace perder una oportunidad única y preciosa. En general se trata de escuchar a las madres, contenerlas y darles información para que se motiven y puedan realizar pequeños cambios técnicos que faciliten el proceso”, dice Mollo. DOS AÑOS Y MÁS Un punto no menor de la Ley de Promoción de la Lactancia Materna es que aconseja dar de lactar a los chicos de dos años y más. Esto no significa que sea obligatorio, pero libera de culpas o miradas a las mujeres que quieren hacerlo. Así como hay madres que abandonan la lactancia muy pronto a pesar de sus deseos, también hay otras que dejan de hacerlo por vergüenza o porque dan rienda a erróneos dichos populares que sostienen que un niño con dientes o que camina, ya no necesita de la leche materna. SIN CULPAS Cuando no se puede dar la teta por alguna enfermedad o por cir- cunstancias particulares que requieren dejar a un lado este méto- do natural, la Licenciada Alicia Mollo recomienda “desterrar la culpa que no sirve para nada; nadie tiene que sentirse mal, el bebé puede estar bien y la mamá ser muy amorosa y responsable”. Además brinda algunos consejos para afianzar el vínculo: • Poner al bebé cerca del pecho cuando se le da el biberón, que sienta los latidos de su mamá. • Tocarlo, tomarle la manito, el contacto piel con piel es funda- mental. • Tenerlo más tiempo en brazos. • Darle el biberón en distintas posiciones. Nadie puede obligar a una mujer a amamantar a su hijo, pero sí es muy aconsejable. “Hay que preocuparse y apoyar a la madre que quiere hacerlo y no puede o le cuesta. Hay numerosos caminos, o métodos para lograrlo y no declinar ante el primer intento”, subraya Alicia Mollo. Y tener en cuenta que, como dice la Liga de la Leche: “Es importante recordar que su bebé la quiere, tanto si toma el pecho como si no”. >>

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw