Conexión Andrómaco 26

| 10 | cuerpo, aun antes de lo que ellas hubieran querido. Según datos del Ministerio de Salud de la Nación, en 2011 el sesenta por ciento de los bebés argentinos se alimentaron exclusivamente del pecho hasta los dos meses, y de ellos, solo la mitad tuvieron la leche materna como único alimento hasta los seis meses de edad. Ante este panorama, es muy importante trabajar manco- munados para lograr mejores condiciones de trabajo para la madre y mejorar la difusión de información a las mujeres y a las familias en los medios de comunicación, los centros de salud y la población en general. Uno de los puntos fundamentales de esta ley es que conmina a las empresas y demás lugares de trabajo a tener lactarios en sus establecimientos. Estos “Espacios Amigos de la Lactancia” per- miten a las mamás trabajadoras sacarse leche dentro de un ámbi- to relajado y mantener su producto refrigerado para que llegue en condiciones óptimas a su hijo. No más extracciones a las apu- radas, escondidas o en el baño. También compromete al Estado a fomentar los Bancos de leche humana, donde las madres donan su producción por propia voluntad para que la ingieran los lac- tantes que no pueden obtenerla de sus propias madres. PUROS BENEFICIOS La leche materna es, por lejos, la que mejor alimenta al bebé en las diferentes etapas de crecimiento, y contiene anticuerpos que protegen de enfermedades tanto al amamantado como a quien amamanta. Además de la buena nutrición, las ventajas de esta modalidad son inigualables. “La leche de la mamá se adapta a las necesida- des del niño, es más fácil de digerir, resulta ideal para la madu- ración del intestino, el desarrollo del cerebro, y es súper econó- mica. Cuando se amamanta, tanto la mamá como el bebé libe- ran oxitocina, la llamada “hormona del amor” que afianza el vínculo de la díada. Además, para el bebé la mirada que se cruza con su madre y el latido del corazón tan cercano lo llevan al útero, ese lugar tranquilo y calentito del que salió hace poco. También, el bebé ejercita los músculos de la lengua con los movimientos peristálticos que realiza, ejercicio que no hace con el biberón. Incluso los oftalmólogos consideran este acto como una ejercitación fantástica para los ojos, ya que las diferentes posiciones para dar la teta (sentada, acostada, de un lado, del otro) obliga a que los ojos se muevan en diferentes ángulos”, enumera la psicóloga Alicia Mollo y asesora de lactancia en charlas de pre parto y de la línea Bushi. CONTENER A LAS MADRES, UNA RESPONSABILIDAD DE LA COMUNIDAD Ante la inminencia de la lactancia, surgen entre las futuras madres diversas dudas y temores. Cómo se hace, qué pasa si duele, cada cuánto tengo que alimentar a mi bebé, cómo sabré si tengo suficiente leche. La incertidumbre y la angustia suelen incrementarse durante esta etapa. Frente a las vacilaciones lo mejor es consultar, en primer lugar al médico. Para acompañar y contener a las flamantes mamás, se crearon sitios como www.materna.com.ar, una comunidad digital exclusivamente para ellas que cuenta con el apoyo de Laboratorios Andrómaco y otras reconocidas empresas. Ofrece información acerca de la evo- lución del embarazo y el desarrollo de los niños. Para respaldar a la mujer en el proceso de la lactancia, el sitio ofrece un espacio en donde las usuarias pueden enviar sus inquie- tudes. Las mismas son atendidas por especialistas. A su vez, les da la posibilidad de intercambiar experiencias de la maternidad con sus pares. Por otra parte, incluye una sección amplísima en donde pueden encontrarse consejos de las organizaciones internacionales espe- cialistas en lactancia y artículos que esclarecen las preguntas fre- cuentes tales como la preparación de la embarazada para la lac- tancia, amamantar durante las primeras semanas del bebé, lac- tancia en mellizos y/o en prematuros, dolores durante el ama- mantamiento, cómo combatir el abandono de la lactancia; y lac- tancia y trabajo. En un lenguaje sencillo y certero, se brindan pautas para recorrer el camino que puede ser sinuoso, pero tam- bién muy placentero. “En la mayoría de los casos se deja de ama- mantar por falta de información. Hay madres que quieren seguir, pero ante un inconveniente no encuentran un interlocutor que

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw