Conexión Andrómaco 25

al andar Comunidad riencias realizamos un manual para viajes sanitarios, pero sobre todo nos enriquece la calidad humana que encontramos. Una señora caminó seis horas desde los cerros sólo para salu- darnos. No necesitaba cuidado alguno, vino a darnos la bien- venida porque nosotros habíamos ido desde Buenos Aires a atender a la población, entonces a ella le pareció que venir a saludarnos era lo correcto. Otro señor, padre de cuatro hijos, nos regaló un chivito de los seis que tenía para alimentar a la familia. Frente a tanta generosidad y desprendimiento se te caen todos los honores”. Dra. Liliana Rodríguez, Directora del Hospital Fernández de Molinos, Salta Entusiasmo que contagia “Este año fue fantástico, vino un pediatra, un endocrinólogo y una médica a realizar ecografías. En esta parte de Salta hay muy pocos especialistas, hasta el año pasado yo era la única médica, ahora gracias a Dios somos dos. La gente los espera, me preguntan “¿cuándo vienen los dermatólogos?”. Nosotros anunciamos su llegada por radio, con afiches y con el boca a boca. Y vienen masivamente. Además, los médicos van a las fincas. Acá hay muchas afecciones dermatológicas porque el sol está cada vez más fuerte. Ellos brindan talleres, videos, charlas a todos, niños, docentes y a nosotros médicos y agentes sanitarios. Siempre traen algo nuevo, medicamentos, cremas. Los pacientes después vienen a buscar sus tratamientos que pueden continuar gracias a Andrómaco. Yo estoy en perma- nente contacto con la Dra. de Diego para hacerle consultas sobre casos puntuales o para esclarecer dudas. La médica de diagnóstico por imágenes hizo 60 ecografías, algo muy impor- tante porque así la gente no tiene que viajar cuatro o cinco horas a Salta capital para hacérselos, sobre todo porque no dis- ponen ni de tiempo ni de recursos para realizar semejante tra- vesía. Yo aprendí a usar el ecógrafo, pero no tengo título habi- litante. Hace unos meses que tenemos internet en el Hospital, así que voy a aprovechar para hacer los trámites necesarios online”. Pablo Reyes, médico residente de cuarto año de pediatría Educar para prevenir “Soy el primer pediatra que va a los viajes. En Molinos hay sólo médicos generalistas que atienden a toda la familia. Fueron dos días de trabajo intenso de controles y examinar patologías complejas. Vi mucho broncoespasmo, asma, secuelas pulmo- nares, cardiopatías y algunos retrasos madurativos. Me llamó mucho la atención, pero a pesar de todo pudieron crecer sin mayores problemas. Como no tienen acceso a tratamientos preventivos, lo principal es dejar herramientas de educación para la prevención. Pusimos énfasis en charlas sobre lactancia materna, examiné bebés, detecté soplos. En los casos en los que había que hacer estudios o tratamientos específicos, el hospital Con exión Andrómaco | 7 | Noviembre de 2014

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw