Conexión Andrómaco 25

Por las rutas Por Virginia Poblet Cada tanto es necesario romper con la rutina. Cambiar los horarios, la labor, los paisajes, adentrar- se en otros ritmos, aprender algo nuevo y degustar exquisiteces. Incluso las vacaciones, ya sean en el mar o en las sierras, pero si siempre son en el mismo sitio se tornan rutinarias. Quizás por eso de un tiempo a esta parte han surgido con mucho éxito las rutas gastronómicas que permiten disfrutar de otros horizontes, de otras costumbres, de otros sabores y conocer cómo se elaboran desde sus comienzos aquello que paladeamos a diario sin pen- sar demasiado. A estas iniciativas se sumó, hace tres años, la Ruta de la Leche, un circuito que abar- ca la cuenca lechera de la región Centro Oeste de la provincia de Santa Fe de donde provienen la gran mayoría de los productos lácteos que consumimos en la Argentina. Trabajo en equipo El proyecto está integrado por más de 30 municipios y comunas del interior santafesino y es financiado por el Gobierno de la Provincia de Santa Fe a través

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw