Conexión Andrómaco 25

Con exión Andrómaco | 13 | Noviembre de 2014 Reflexiones PROGRESO ALTRUISTA La empatía que luego devino en amistad fue un fac- tor fundamental para que nos transformemos en los seres humanos que somos hoy. “Estudios muy complejos llevados a cabo por evolucionistas en la década del ‘60 demostraron que la ‘aptitud inclusi- va’ fue un elemento crucial para el desarrollo de la raza humana. Siempre pensamos en la ‘supervi- vencia del más apto’ como un elemento fundamen- tal para nuestro desarrollo, pero esas investigacio- nes mostraron que, además, ser capaz de recono- cernos como pares y la colaboración altruista fue- ron determinantes para que progresáramos. La capacidad de hacer amigos pareciera ser una con- dición esencial en todas las especies, pero alcanzó su punto máximo en la raza humana. Otras espe- cies se reúnen solo alrededor del alimento, por las oportunidades de reproducción y por la protección mutua. En el ser humano esta capacidad alcanza su punto máximo en el hecho de reunirnos por cuestiones meramente recreativas, sólo por el hecho de estar juntos. Cada domingo que nos jun- tamos alrededor del fuego del asado no estamos inventando nada, sino recreando un ritual milena- rio”, explica Cetkovich-Bakmas, de INECO. Instituto de Neurología Cognitiva (INECO). Así como los niveles de cortisol bajan cuando estamos bien acompañados, otra hormona se estimula. “La oxitocina, u hor- mona de los afectos, es la que pone en juego los mecanismos del parto y la lactancia. Esta conducta propia de los mamíferos requiere de un vínculo persistente que no se da en otros verte- brados, de allí que aparezcan conductas altruistas particulares. Y la oxitocina cumple un rol fundamental. Cada vez que una madre ve a su hijo segrega oxitocina y esto va dejando trazas neurales imborrables que tornan a ese circuito especial. Esta hormona entra en juego en todas aquellas condiciones en las cuales se establecen vínculos entre dos personas, como el ena- moramiento. La oxitocina modula las respuestas sociales y esta- ría involucrada en complejos circuitos, que incluyen al lóbulo frontal, indispensables para la conducta social”, explica Cetkovich-Bakmas. Podría decirse que los amigos funcionan como analgésico, ya que la percepción del dolor disminuye con una grata y querida compañía. A su lado, uno se distiende, relaja las antenas y sen- sores que alertan para no sufrir algún traspié. Por algo los espe- cialistas en medicina del estrés aconsejan encontrarse con ami- gos una vez por semana. SIEMPRE ACOMPAÑADOS En la tercera edad se producen varios cimbronazos: el cuerpo ya no responde igual, la esperada jubilación produce un cam- bio de hábito clave: ya no se va a trabajar y por lo tanto se deja de ver a diario a aquellos compañeros. Los hijos están gran- des, los nietos crecen, muchos amigos ya no están, ¿cómo sobrevivir a tamaña catástrofe? “Es muy importante estar abierto al cambio, ser flexible, saber que aunque uno atravie- sa duelos siempre está la posibilidad de hacer nuevos amigos, procurar ocupaciones creativas, formar nuevos grupos. Los vínculos sociales se fortalecen cuando se realizan actividades interesantes y a su vez esto favorece el aspecto cognitivo, la plasticidad neuronal, todo se renueva. Además, es importan- te confrontar, ver cómo otros resolvieron problemas o situa- ciones similares a las que uno está atravesando”, explica la doctora en psicología Graciela Zarebski, directora de la carre- ra de Gerontología de la Universidad Maimónides. Por el contrario, si la persona se encierra en la queja, se aburre, se aísla, esta actitud emocional produce patologías orgánicas. Y si queda alguna duda al respecto, otra investigación publica- da en la revista Journal of Epidemiology and Community Health lo confirma. Luego de estudiar a 1500 personas por diez años, científicos australianos llegaron a la conclusión de que la gente con un círculo amplio de amigos reducen en un 22% el riesgo de fallecer. En todas las etapas de la vida, los amigos son una fuente de reco- nocimiento, valoran lo que se aporta, son personas dispuestas a dar lo mejor de sí a otra. Tener amigos alarga la buena vida. >>

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw