Conexión Andrómaco 23

Con exión Andrómaco | 23 | Septiembre de 2013 Por las rutas TURISMO MINERO Así como es posible deleitarse con vistas panorámicas, Merlo también brinda la posibilidad de adentrarse en las entrañas de la tierra. Recomendado para los más aventureros, el Cerro Áspero anidó unamina impresionante de volframita que conoció su esplendor a principios de siglo XX y fue decayendo hasta cerrar en 1969. Con el telón de fondo de una quebrada, se acce- de desde el puesto de Tono Albornoz. En el centro de la colonia, cuyas prestaciones son excelentes, es recomendable disfrutar de una rica cerveza artesanal mientras la vista se deleita con el paisaje de la unión de tres arroyos. Previo paso por la usina y con cascos y linternas se puede acceder a las galerías de minas, pero eso sí, se requiere de buen estado físico. Al regresar, resulta imperdible “La Cascada del Tigre”, un salto de 30metros de agua que deja extasiados a todos los visitantes. Si bien es posible hacer este periplo por medios propios, es reco- mendable contratar un guía habilitado para tener una visión más cabal de su historia y su entorno. A unos 60 km de Merlo, en Concarán, se encuentra la Mina de los Cóndores, el emprendimiento de tungsteno más gran- de del país y el segundo de Sudamérica. Hoy, ya sin explotar, se encuentra abierta al público para visitas. Con el acompa- ñamiento de un guía y provisión de indumentaria, es posible recorrer el pueblo abandonado, sus imponentes instalacio- nes y los 15 km de túneles que recuerdan la magnificencia de su pasado. La oferta de balnearios es muy variada. En Barranca Colorada está el Parque Recreativo Merlo, con piscina y canchas de fútbol, tenis, paddle y otros deportes. También hay juegos infantiles para los más chiquitos. El Balneario Rincón tiene parrillas y pileta con agua que desciende del mismo arroyo. El Centro Recreativo Municipal tiene piscina para adultos, niños y canchas de voley y basquet. Si la idea es llevarse un souvenir o hacer regalos, las ferias artesanales brindan una buena variedad de productos regionales. Vale la pena recorrer la del Paseo de los Artesanos en la Vieja Terminal o por la Feria de la Paloma sobre Avenida del Sol. Y si los chicos se aburren, cuentan allí con entretenimientos como castillos inflables y espectá- culos infantiles. La noche también promete diversión para todos los gustos: desde restaurantes con deliciosa gastronomía regional y tradicional a peñas folklóricas, pubs, boliches, bares y casi- nos. Para gastar poco y disfrutar bajo las estrellas, la plaza Marqués de Sobremonte convoca a diario distintos espectá- culos callejeros gratuitos para niños y adultos. Por su extraordinaria atmósfera, la calidez de su gente, la variedad de propuestas y paisajes de ensueño, todos los que visitan Merlo se van con deseos de volver. <<

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw