Conexión Andrómaco 23

| 22 | gramiento del granito anfíbol que se encuentra en las sie- rras, cuenta con proporciones de ozono más altas que las normales, formando en consecuencia una cámara hiperbárica natural. A su vez, dicho granito desprende nitrógeno, que al contacto con el oxígeno produce óxido nitroso que genera sensación de bienestar. Además, su alto porcentaje de ionización negativa y su nivel de radioactividad natural provocan un efecto energizante y estimulante que la convierte en una especie de spa natural. EN MOVIMIENTO Con las pilas así recargadas, muchos aprovechan la inyec- ción de adrenalina para moverse al aire libre. Parapente, rappel, tirolesa, mountain bike, cabalgata, escalada depor- tiva, la oferta es variada y cada actividad cuenta con luga- res apropiados de singular belleza y guías experimentados. Otros, más contemplativos, se deleitan con el avistaje de aves. Hay unas 200 especies diferentes, entre las que se destacan el carpintero negro y de lomo blanco, el águila mora, el zorzal colorado, el cóndor y el halcón peregrino. Los que gustan de la pesca pueden adentrarse a las zonas altas de las sierras Comechingones en busca de truchas y otras especies ictícolas. En los lagos Las Huertitas, San Felipe y La Viña, a unos 80 km de la Villa, se realizan depor- tes náuticos. El abanico de actividades y recorridos es muy amplio. Una buena manera de comenzar a conocer Merlo es realizar el Circuito Chico que empieza con la visita a la Casa Museo del poeta Antonio Esteban Agüero -una edificación estilo colo- nial de fines del Siglo XIX-, pasa por Piedra Blanca, el bos- que de aguaribay y el increíble algarrobo Abuelo, con más de 800 años de existencia. Vale la pena visitar el Museo Regional Molma para conocer un poco más los usos y cos- tumbres de los antiguos habitantes de la zona y apreciar los restos de un Gliptodonte hallado en Pasos Malos cuya edad se calcula entre 8000 y 12000 años. Caminar y abrir los sentidos es la clave. Desde Pasos Malos, a 1250 metros de altura se puede disfrutar de una esplén- dida vista panorámica para después descender por los sen- deros trazados entre los cerros moteados por un bosque de Molles. Siguiendo hacia Rincón del Este, se remonta el arroyo El Molino, se disfruta del Salto del Tabaquillo para llegar luego al Mirador del Sol, un punto panorámico imperdible cuya majestuosa vista del Valle de Conlara y de Concarán hipno- tiza hasta al más necio. Por el Circuito Sur se encuentra Cerro de Oro, un pintoresco y tranquilo lugar para los amantes del turismo alternativo. A 7 km del sur de la Villa, al pie de la Sierra de los Comechingones, está Carpintería, uno de los mejores esce- narios naturales para la práctica de parapente.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw