Conexión Andrómaco 22

| 10 | agua, una gorra, los anteojos de sol y está lista para salir a entre- nar. En una semana promedio corre de 12 a 15 kilómetros todos los días y el doble los domingos. Pero los entrenamientos no son lineales para evitar que el cuer- po se fatigue. “Por ejemplo, durante tres semanas vas subiendo. Si en la primera hiciste 110 kilómetros, en la siguiente hacés 125, y en la otra 145, y en la cuarta bajás a 100. Esa semana se suprimen las cuestas, el cuerpo se recupera y asimila todo lo que hiciste”, especifica Virginia. Al terminar su rutina diaria, toma un vaso con agua y aminoá- cidos para recobrar energía y una bebida isotónica para recupe- rar sales. Descansa un poco y elonga. “Trato de comer alguna fruta, especialmente banana, por el potasio, o una barra de cereales, y me doy una ducha relajante. Después, me coloco un gel de limpieza y una crema hidratante con protección para la cara y otra para el cuerpo. Estos pasos son muy importantes porque correr al aire libre expone al polvo todo el tiempo”, cuenta. Para que el cuerpo responda, Virginia prepara un menú variado de comida sana y trata de dormir una siesta. Desventaja de planicie La llanura pampeana puede ser muy beneficiosa para disfrutar de largas caminatas, pero es desfavorable para entrenarse en carreras de aventuras. En esta ciudad sin elevaciones, hay que ingeniárselas para hallar cuestas y así practicar. Atrás del Museo Sívori hay una pequeña barranca al costado del terra- plén del ferrocarril. Allí hará Virginia su pasada de 25 minutos del día. “Pasada”, en la jerga del corredor, significa correr rápi- do. “Para un corredor de llanura, lo más difícil es manejar el aire en la montaña; cuando te falta, caminás rápido para recu- perar; en cambio, el deportista de montaña está más acostum- brado y hace toda la subida corriendo”, se sincera. En estos casos, a las laderas las reemplaza el gimnasio. Sentadillas, esto- cadas o step sirven para fortalecer los músculos para trepar y ayudan a que la recuperación sea más sencilla. El gran proble- ma es el oxígeno y aquí no queda más remedio que trabajarlo en una superficie plana. “Con las pasadas cortitas, trabajás el volumen de oxígeno máximo. En las largas se trabaja un 80 o un 85%; en las cortas, se hace un 90, 95% de esfuerzo. El pulso sube más porque se corre más rápido”. Es hora de practicar en la barranca. Los chicos la siguen. Virginia sube y baja, pasa cerca de los árboles, esquiva raíces y se pierde detrás de una pequeña construcción para reaparecer sin dejar de subir y bajar entre los árboles. Cada tanto, Lautaro la acompaña. Valentina está concentradísima en un pichón que se cayó de su nido. Training Virginia ya terminó la etapa de cuestas. “Lo peor de El Cruce es entrenar para El Cruce”, afirma para asombro de cualquiera. “Acá en Buenos Aires tenemos 30 grados de calor y se sufre mucho. Con frío, rindo mejor”, dice con una sonrisa. Por eso, para esta disciplina, la protección solar es tan imprescindible como las zapatillas. Durante todo 2012, entrenó a conciencia un poco sola, otro poco con los grupos que dirige y otro tanto con Marcelo Perotti, personal trainer y director de www.correrayuda.com . “Que me acompañe Dermaglós me ayuda muchísimo, me da soltura para entrenar mejor, pude ir a las carreras que son fun- damentales para practicar y para ver los avances que estoy haciendo”. De hecho, gracias a este apoyo, Virginia pudo com- probar su rendimiento en ocho carreras en diferentes circuitos del país a lo largo del año pasado (ver recuadro), algo que de otro modo le hubiera resultado más que difícil. << EN PRÁCTICA Así como el actor necesita subir al escenario para foguearse, un corre- dor profesional precisa correr para comprobar que está yendo por buen camino. Estas fueron las carreras a las que se presentó Virginia Galvez en el año 2012 y antes de El Cruce: Marzo: 27km Adventure Race, Tandil, Buenos Aires: Primer Puesto General Damas Equipo. Abril: Patagonia Run 42k, San Martín de los Andes, Neuquén: Primer Puesto General Damas. Julio: Salomon 21km, San Juan: Primer Puesto General Damas. Agosto: Salomon 21k, La Cumbrecita, Córdoba: Tercer Puesto General Damas. Septiembre: Salomon 21k, San Rafael, Mendoza: Segundo Puesto General Damas. Octubre: Circuito Ultrasport, Yacanto, Córdoba: Primer Puesto General Damas. Noviembre: k42 Adventure Salomon Series, Villa La Angostura, Neuquén: Sexto Puesto General Damas. Enero 2013: Dos días de 21k cada uno, Cruce Tandilia, Tandil, Buenos Aires: Segundo Puesto General Equipo Mixto. Imágenes cortesía Club de Corredores y Equipo Dermaglós.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw