Conexión Andrómaco 21

| 30 | En servicio DRA. ANA MORGADE, DR. VÍCTOR PEÑALVA, DR. JOSÉ LUIS PEDERNERA, DRA. MA. JULIA FERREYRA Y DR. JUAN PABLO RODRÍGUEZ, INTEGRANTES DEL SERVCIO En abril de 2009, plantaron bandera y comenzaron a funcionar los diferentes sectores que componen el Servicio en la actuali- dad. El Dr. Jorge Rodríguez es jefe del sector del servicio de guardia de recién nacidos de la maternidad, la Dra. Ana Morgade es jefa de la sala de pediatría y el Dr. José Luis Pedernera está a cargo de los consultorios externos. El Hospital Municipal San Vicente de Paul está ubicado en ave- nida Lastra e Hipólito Yrigoyen. Su entrada es grande, y muy cercana a la puerta se encuentra la sala de espera para los con- sultorios pediátricos. Sus paredes, decoradas con pinturas infantiles, aspiran a distraer y alivianar el tiempo de espera de los pequeños. Aquí llevan adelante un interesante programa denominado Niño Sano-Niño Enfermo. Este plan contempla evitar que en las visitas por controles pediátricos se mezclen niños sanos y enfermos en la misma sala de espera. “Esto se consigue divi- diendo los consultorios y los días de atención”, especifica la Dra. Morgade. De esta manera, se minimizan las posibilidades de contagios intrahospitalarios, por ejemplo, “que un bebé de un mes venga a un control de salud y tenga que esperar en la sala junto a dos pacientes con bronquiolitis”, como afirma el Dr. Peñalva. Los datos confirman el rumbo iniciado hace cuatro años por el Dr. Peñalva y su equipo. Según las estadísticas llevadas adelante por el Hospital, en 2008 la mortalidad infantil fue de 19 pacien- tes fallecidos en el partido. En 2009 los casos bajaron a 11, en 2010 a 7 y en 2011 disminuyeron a 5. Sistema de turnos anticipados El Servicio se caracteriza por la implementación de medidas prácticas e inteligentes. Además del programa Niño Sano-Niño Enfermo, se ha establecido un sistema de turnos anticipados para el control de niños sanos, que agiliza la atención de los pacientes y configura un método altamente efectivo para la infraestructura del Servicio y muy beneficioso para los padres. Para empezar, evita largas colas de las madres o padres con los bebés en brazos por muchas horas, expuestos a las inclemencias del tiempo. Tal como señala el Dr. Peñalva, “había personas que venían a las cinco de la mañana a sacar un turno”. Además, los familiares ahorran en transporte ya que vienen solo el día previsto. Los consultorios de niños sanos están a cargo de la Dra. pediatra María Julia Ferreyra y atienden martes y viernes. Hay que destacar que el pediatra que atiende está acompañado por un equipo interdisciplinario especializado en estimulación temprana, de manera que si el niño presenta una conducta par- ticular o algún riesgo debido a su condición social, pueden detectarlo rápidamente para armar un plan de acción. Este sis- tema fue reconocido en las auditorías del programa federal del Ministerio de Salud de la Nación, el llamado Plan Nacer, cuyo objetivo es mejorar la cobertura y la calidad de atención de las mujeres embarazadas, puérperas, y de los niños/as menores de 6 años sin obra social. Por otra parte, la presencia de especialistas en neumonología, cardiología y neurología infantil dentro del Servicio facilita las interconsultas en el establecimiento, evitando pérdida de tiem- po a la espera de un diagnóstico y también disminuyendo cos- tosos y tediosos viajes a instituciones en La Plata del enfermo y Una corbata con dibujos animados para quebrar la distancia “Es alto, de rostro serio y enjuto. Impecable con su guardapolvo blanco de una severidad de otros tiempos, de viejos galenos de hospitales de antaño, que insolentemente inte- rrumpe una corbata donde Mickey hace de las suyas. El rostro se ilumina cuando habla con sus pacientes y los trata de tal forma que la ida al médico transforma el consultorio en una salida a la calesita o al parque de diversiones. Juegan con el estetoscopio, cambian roles. El pequeño paciente de pronto es doctor y el doctor el nene con "nanas". Garabatos en la receta y puro amor para dar y recibir a cambio... Compromiso en su accionar y rapi- dez y decisión cuando las cosas no marchan bien. Y otra vez, doctor, hemos "capeado" el temporal porque usted comandó el barco y todo el mundo hizo lo correcto. Gracias, una vez más, querido Dr. Peñalva, pediatra de mis nietos, médico de vocación”. Elvira Mansur, profesora de literatura y abuela de Chascomús, escribió este agradeci- miento que se publicó en el diario zonal de la localidad.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw