Conexión Andrómaco 21

| 20 | Por las rutas La visita prosigue hacia el formidable Submarino, una de las formas más reconocidas de Ischigualasto. Como está un poco más alto, es recomendable efectuar una pequeña caminata, mirarlo desde otras perspectivas y obtener además una vista panorámica de lo ya recorrido. La próxima estación es El Hongo, llamativa geoforma resul- tado de la erosión del agua entre su base formada de arcillas y su cumbre areniscosa mucho más resistente. Las Barrancas Coloradas, que marcan el fin de la visita, son enormes paredones rojos con los sedimentos más jóvenes de la cuenca. CIRCUITOS ESPECIALES Existe también la posibilidad de hacer otras excursiones, todas acompañadas por un guía, que despiertan sensaciones inigualables. AMANECER EN ISCHIGUALASTO A partir de las 5 de la mañana –horario que varía según la época del año–, se invita a los visitantes a ver la salida del sol en El Submarino y desde allí recorrer las geoformas y paisajes que van desplegando sus colores a medida que el sol avanza en el cielo. CON LUNA LLENA Caminar por las areniscas grisáceas entre estas peculiares esculturas naturales bajo la sutil luz de la luna debe ser la experiencia más parecida a pasear por nuestro satélite pero con los pies en la tierra. Esta excursión se realiza dos días antes, dos días después o durante la aparición de la luna llena. A partir de las 21 se van armando grupos que salen con una hora de diferencia cada uno. CAMINATA AL CERRO MORADO Ya sea a pie o en bicicleta, esta travesía permite acceder a la cima del cerro Morado, de 1800 metros de altura, para apre- ciar una vista panorámica de todo el valle y observar a los cóndores en su medio ambiente. Se puede llevar la bicicleta propia, aunque en Ischigualasto es posible alquilar el equipo completo, casco incluido. EL MUSEO Si la elección fue hacer una expedición diurna, es muy interesante visitar el Museo de Ciencias Naturales y Centro de Interpretación que está en la entrada del predio. Montado por la Universidad Nacional de San Juan, allí se exhiben parte de las piezas paleon- tológicas halladas en la zona, entre las que se destacan dos gran- des descubrimientos que son el orgullo de este patrimonio de la humanidad: el Eoraptor y el cráneo y la garra del Herrerasaurus , las dos especies más antiguas encontradas hasta el momento. Además, hay visitas guiadas por estudiantes de Biología y Geología de dicha universidad que explican cómo se desarrollan las tareas de investigación, recuperación y montaje de dinosau- rios. Es de destacar que la misma universidad está llevando a cabo un relevamiento de la flora y fauna de la zona para agregar un nuevo atractivo en 2013: el avistaje de la vida natural del Parque. Ischigualasto es uno de los tesoros más notables de la Tierra, un lugar que nos permite adentrarnos en el pasado más remoto del planeta. Y está en la Argentina. Bien vale hacerse un espacio en la agenda para apreciar tal maravilla y aprender un poco más de nuestro hábitat, de su subsistencia y de su evolución. CANCHA DE BOCHAS

RkJQdWJsaXNoZXIy NDA0NDEw