ConexiÓn AndrÓmaco | en servicio

Laboratorios Andrómaco dedica esta sección al reconocimiento de cuerpos médicos que son un ejemplo de compromiso en la búsqueda de una mejor calidad de vida para la comunidad.

LA TELEMEDICINA, UN ROL VITAL PARA LA DEMOCRATIZACIÓN DE LA SALUD
El Programa de Telemedicina del Garrahan tiene como objetivo principal mejorar el acceso a la atención médica de calidad, a través de redes entre instituciones públicas de salud de todo el país y la incorporación de tecnologías de la información y la comunicación a los procesos sanitarios para la atención de niños a la distancia.

LA TELEMEDICINA, UN ROL VITAL PARA LA DEMOCRATIZACIÓN DE LA SALUD

Equipo del programa de Telemedicina del Hospital de pediatría Prof. Dr. Juan P. Garrahan.

Dos consultorios, uno en el Hospital de pediatría Prof. Dr. Juan P. Garrahan en la Ciudad de Buenos Aires, y otro en Tilcara, Jujuy, lugar de residencia de Brian y desde donde controlan la evolución de su salud luego de que le realizaran una neurocirugía. Cuesta imaginarlo, pero eso es lo que permite la telemedicina. Dos consultorios interconectados en tiempo real en el que están presentes el paciente de 13 años, su familia, sus médicos y los especialistas del centro de mayor complejidad. Este sistema, evitará que tanto Brian como su familia tengan que viajar mensualmente más de 3000 kilómetros para actualizar su estado de salud. Ese es el resultado de un proyecto que nació hace veinte años, y que fue tomando relevancia como Programa de Comunicación a Distancia en 2003, hasta convertirse en el Programa Nacional de Telesalud Pediátrica en 2016. “La tecnología en la medicina puede seguir varios caminos. El que nosotros elegimos desde el Programa Nacional de Telesalud en la era del conocimiento, vincula el desarrollo de las TICs (Tecnologías de la Información y la Comunicación) al servicio de la atención del paciente, en este caso, los niños”, afirma el Dr. Roberto Debbag, Coordinador de Relaciones Institucionales, y agrega que “la misión es democratizar la atención de salud a la distancia, basada en la modernización y la atención que incluye los recursos humanos de los distintos centros asistenciales”.

PROGRAMA NACIONAL DE TELESALUD

Desde su concepción en 1997, con la intención de brindar asistencia a niños, niñas y adolescentes que habitan en lugares remotos, evitando los viajes de familias enteras hacia Buenos Aires, con sus respectivas consecuencias, el Garrahan, junto a otras instituciones, construyó un sistema de telemedicina que fue creciendo hasta transformarse en una red de más de 200 instituciones interconectadas y de las que, a partir de noviembre de 2016, pasó a ser el Centro Coordinador.

LA TELEMEDICINA, UN ROL VITAL PARA LA DEMOCRATIZACIÓN DE LA SALUD

REINGENIERÍA PARA CRECER

Con el apoyo del Ministerio de Modernización y del Ministerio de Salud, lograron en el último año un trabajo de ingeniería que permitió expandir las conexiones digitales que habilitaron consultas y videoconferencias en tiempo real en lugares como Tilcara, Susques, Ledesma, Valle Grande y La Quiaca. “Hoy por hoy, respondemos consultas sincrónicas con excelente definición y sonido gracias a la señal satelital de ARSAT que sube 30.000 km y los vuelve a bajar en menos de un segundo”.

El Plan Nacional de Telesalud sigue las recomendaciones internacionales que son emitidas por la American Telemedicine Asociation, de EUA y que regula las buenas prácticas de la telemedicina.

Leer nota completa

SERVICIO DE NEONATOLOGÍA DEL HOSPITAL MATERNO INFANTIL RAMÓN SARDÁ
La familia como dueña de casa y los profesionales, al servicio.

La familia como dueña de casa y los profesionales, al servicio.

Equipo del Servicio de Neonatología del Hospital Materno Infantil Ramón Sardá.

El eje del Servicio de Neonatología del Hospital Materno Infantil Ramón Sardá y por el que trabajan sus 130 profesionales, es el concepto conocido como Maternidad Segura y Centrada en la Familia. Un sistema que se viene aplicando y perfeccionando desde hace 40 años y que la Organización Panamericana de la Salud declaró como un modelo de buenas prácticas.

El desfile es permanente. Personal de salud, embarazadas jóvenes, algunas acompañadas por sus propias madres y niños. Se palpitan emociones diversas, tanto abrazos de angustia como caras de alivio. Todo en la gigante, en “la Sardá”. Una mole racionalista, concreta y blanca por fuera, con mucho color y varias remodelaciones por dentro.

Servicio de Neonatología del Hospital Materno Infantil Ramón Sardá

UNA BREVE HISTORIA

Nació en 1934 para ver nacer. A partir de la donación de la señora Delfina Marull de Sardá que no tenía hijos y que destinó la herencia de su marido, Ramón Sardá, a la construcción del monumental edificio en el barrio de Parque Patricios.

Albergó a embarazadas y madres de bajos recursos para sus partos hasta la década del ´60, cuando incorporó el ala de internación de recién nacidos derivada del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. La transferencia de la Unidad 2 a la Sardá, dirigida en aquel momento por el Dr. Alfredo Larguía, le dio un giro muy importante, otorgándole la identidad por la que aún hoy es reconocida. La creación del Servicio de Pediatría y de Neonatología de ese entonces estuvo a cargo de profesionales de excelente formación y discípulos del Dr. Carlos Gianantonio, prócer de la pediatría argentina. Los Dres. Alfredo Larguía, José María Ceriani Cernadas, Osvaldo Stoliar, Jorge César Martinez, Miguel Larguía y Juan Carlos Buscaglia, entre otros fueron algunos de los reconocidos pediatras que desfilaron por sus pasillos dejando una impronta particular.

Leer nota completa

INSTITUTO MEDICO PLATENSE
Las ventajas de contar con interdisciplinas para resolver patologías cutáneas oncológicas.

Innovación y gestión de recursos para una atención  dermatológica integral

Dermatólogas, oncólogas y cirujanas junto a representantes de Laboratorios Andrómaco.

Todo comenzó con una gran afinidad. Un grupo de doctores con mucha iniciativa, que se cruzaba en los pasillos del Instituto Médico Platense. Profesionales de distintas especialidades que intercambiaban su opinión acerca de los casos que se les presentaban. Al principio, las charlas eran producto de la proximidad, la inquietud y la buena relación. Luego, fruto de los resultados, decidieron darle una entidad formal al trabajo interdisciplinario que tenían entre manos.
“Empezamos a ver que funcionábamos muy bien como grupo, que podíamos armar un equipo interesante de trabajo”, sostiene la Dra. María Victoria Cordo. “Y quisimos replicar la experiencia de los ateneos interdisciplinarios del hospital público dentro de una institución privada para lograr un diagnóstico y un tratamiento ágil para el paciente”, agregó la Dra. María Jorgelina Bozzolo.

Una de las integrantes del grupo, la dermatóloga Ana Karina Ochoa, hacía muchos años que se interesaba por la oncología cutánea y cuando detectó que sus compañeros estaban predispuestos transmitió su idea. Tres dermatólogas, tres oncólogas y tres cirujanos coincidieron con el planteo y aceptaron el desafío. El compromiso: que el paciente esté cubierto desde el diagnóstico hasta la terapéutica en el mismo lugar, familiarizado con los médicos.
El Grupo de Patologías Cutáneas Oncológicas tomó como ejemplo la modalidad de un Servicio y persigue el mismo objetivo: “atender al paciente y resolver el caso lo mejor posible para minimizar la angustia del enfermo. Re-humanizar la medicina”, concluye la Dra. Cordo.

DESDE EL PRINCIPIO CON OBJETIVOS MUY CLAROS

Desde el comienzo, establecieron objetivos claros. El primero fue estructurar el grupo para brindar una atención interdisciplinaria valiéndose del engranaje que surge del consultorio compartido. El segundo, trabajar en la prevención y promoción de la salud saliendo a la calle con el equipo para informar y educar a la gente. El tercero: estadificar y documentar. La cantidad de profesionales y pacientes que atienden les permite contar con un número de casos interesante como para armar una buena base de datos. El grupo de dermatólogos, oncólogos y cirujanos ve alrededor de 1000 pacientes al mes.

CONSULTORIO 11

El consultorio externo N° 11 del Instituto Médico Platense atiende desde las 8 hasta las 20 horas distribuyendo los profesionales de manera tal que en una misma jornada se puede visitar a un dermatólogo, un oncólogo y un cirujano plástico. La dinámica de grupo funciona de tal manera, que cuando surge un caso crítico, no hay horarios ni fines de semana. A través de una llamada se dan cita en el consultorio para poder cubrir las necesidades de cualquiera de las tres especialidades. “Hace poco, la oncóloga Fabiana Marmisolle tenía un paciente con un efecto adverso producido por las drogas que tratan el melanoma. La Doctora nos convocó un sábado para asistir al paciente y nos acercamos a ayudarla”, aclaran en equipo.
Los pacientes que tienen reacciones adversas a las drogas oncológicas representan siempre un desafío porque muchas veces son farmacodermias severas y requieren la internación y un accionar rápido del equipo

Parte del equipo en la campaña de prevención y educación sobre el daño solar

Parte del equipo en la campaña de prevención y educación sobre el daño solar

Leer nota completa

HOSPITAL NUESTRA SEÑORA DE LUJÁN
Brinda un servicio de pediatría apreciado por toda la región que asiste a 200 niños por día.

En 1890 un grupo de mujeres, liderado por la señora Sara Berraondo de Ogando trabajó incansablemente para fundar el Hospital Nuestra Señora de Luján

Innovación y gestión de recursos para una atención  dermatológica integral

Equipo a cargo del Servicio de Pediatría del Hospital Nta. Sra. de Luján.

Más de 100 años después de su inauguración, una médica de la antigua Casa Cuna impulsó junto a las autoridades del establecimiento la apertura del Servicio de Pediatría. Con tenacidad y una clara vocación asistencial, la pediatra Virginia Pecorelli, logró estructurar el Servicio que hoy asiste a un máximo de 200 niños por día, en una localidad de 120.000 habitantes.

Treinta médicos, entre los cuales se incluyen especialistas en cardiología infantil, neumonología, infectología, cirugía, además de médicos clínicos y de guardia, rinden homenaje a la Dra. Pecorelli, alma máter por más de veinticinco años, que ya no se encuentra entre ellos, bajo el comprometido liderazgo de la Dra. Valentina Gómez Carril.

Referente de establecimiento público en la región, el Servicio no sólo atiende a familias de Luján sino también a niños de General Rodríguez, Moreno y Mercedes, entre otras localidades. “Con el cierre del ala pediátrica del Hospital Interzonal de General Rodríguez, la atención aumentó en nuestra área en un 40%”, afirma la Doctora Gómez Carril.

Innovación y gestión de recursos para una atención  dermatológica integral

Como si fuera un patrón que se repite en los Hospitales públicos, en donde los recursos son limitados, pero las necesidades no tienen fin, la entrega y el compromiso de sus médicos forman la columna vertebral que mantiene erguido al Servicio. Esfuerzos personales que se hacen por vocación y renuncias a la comodidad. Los profesionales se apoyan mutuamente y destacan el valor de la amistad que los sustenta, aportando a la ecuación que permite el funcionamiento del mismo.

El Hospital Nuestra Señora de Luján cuenta con terapia intensiva neonatal y otra de adultos, pero aún no tiene una que asista a niños. Parte del trabajo y esfuerzo de los pediatras implica ocuparse de la derivación para casos graves. El trámite, los traslados y la asistencia dentro de las ambulancias pueden llevarles días enteros de dedicación.

Leer nota completa

SERVICIO DE DERMATOLOGÍA DEL HOSPITAL FERNÁNDEZ
Innovación y gestión de recursos para una atención dermatológica integral

Un Servicio que se caracteriza por la preparación y búsqueda de la excelencia a través de la actividad docente.

Innovación y gestión de recursos para una atención  dermatológica integral

Equipo a cargo del Servicio de Dermatología del Hospital Fernández

El Servicio del Hospital Fernández está en constante movimiento. Con seis consultorios en línea que recibe a mil ochocientos pacientes por mes y el Centro de Psoriasis que realiza el seguimiento a mil quinientas historias clínicas de pacientes con la patología, el Dr. Eduardo Rodríguez, Jefe del Servicio y responsable del Centro, coordina a un nutrido equipo de profesionales y médicos jóvenes que buscan especializarse en un área de actualización permanente. El Servicio, como es habitual, está dividido en tres áreas. La asistencial, la docente y la académica. En cuanto a la asistencial, además de los consultorios externos, las interconsultas dentro del Hospital y el Centro de Psoriasis, el Dr. Rodríguez buscó ampliar la cobertura utilizando nuevas modalidades, como la de trasladar periódicamente a voluntarios a las afueras del hospital. La afluencia de consultas y tratamientos llevaron a los especialistas a las salas de salud de los barrios. La iniciativa busca desconcentrar la población dentro del Servicio y evitar los traslados de personas de bajos recursos. Con la aprobación de la Dirección del Hospital, realizaron la primera experiencia en la Villa 31 donde fueron recibidos por los médicos clínicos y los vecinos.

CENTRO DE PSORIASIS MULTIDISCIPLINARIO

El Dr. Rodríguez comparte la coordinación junto a la Doctora Paula Borren del Centro de Psoriasis que trabaja en el Servicio hace varios años y es responsable del seguimiento multidisciplinario de los pacientes con esta patología. El Centro está formado por dermatólogos, reumatólogos, médicos clínicos, nutricionistas y psicólogos e incluye la fototerapia que es posible gracias a uno de los pocos aparatos PUVA de la Ciudad de Buenos Aires. El Centro se encuentra en Cerviño 3356, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el teléfono para contactarse es 011-4808-2600.

EL EQUIPO Y LAS GANAS, COMO MOTIVACIÓN PARA INNOVAR

"Además de los concurrentes, los cursistas, y el residente, somos cinco médicos de planta. Así que, los que se encuentran en formación son un aporte fundamental para el sostenimiento del Servicio y su entusiasmo resulta imprescindible para encarar los desafíos cotidianos. A mí me encanta trabajar con jóvenes", afirma el Dr. Rodríguez. El Servicio está estructurado para atender desde patologías menores hasta enfermedades complejas. Desde casos simples de acné, rosácea y alopecias, hasta tumores, pacientes con infecciones relacionadas al Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, la Sífilis o la Lepra. También asisten personas con manifestaciones cutáneas vinculadas a enfermedades internas.

"La tarea en un hospital público permite que los médicos en formación puedan tomar contacto con realidades que una vez que comiencen la práctica privada, dejarán de ver. Es por eso muy importante que aprovechen la formación en la especialidad y roten dentro del hospital en las diferentes subespecialidades dermatológicas", concluye el Jefe del Servicio.

"El rumbo que tomó la especialidad hace que hoy en día los nuevos dermatólogos incursionen en tratamientos estéticos, sobre todo después de la irrupción de la escuela americana, que fue responsable de ese cambio. La especialidad ya no es solo la semiología o la clínica. No obstante lo cual, acá tratamos de que la gente joven no haga estética hasta el último año", afirma el Dr. Rodríguez.

Innovación y gestión de recursos para una atención  dermatológica integral

Leer nota completa

SERVICIO DE NEONATOLOGÍA DEL HOSPITAL MATERNO INFANTIL
DE SAN ISIDRO

Un lugar de contención para mÉdicos y familias

Designado por UNICEF como Hospital Amigo de la Madre y el Niño, esta institución tiene una exitosa  trayectoria en el cuidado de bebés prematuros y de alto riesgo. Su secreto es basarse en la ciencia sin perder la sensibilidad.

El legado del maestro

Equipo a cargo del Servicio de Neonatología del Hospital Materno Infantil de San Isidro

Con 2.200 nacimientos anuales, el Servicio de Neonatología del Hospital Materno Infantil de San Isidro es un referente en zona norte para la atención de partos prematuros y de nacimientos de alto riesgo. Como es un hospital escuela, los residentes concurren a realizar la especialización. 'Tenemos un convenio con la Facultad de Medicina de la UBA. Son médicos que hicieron la residencia en pediatría y que a posteriori continúan la especialización en neonatología. También, a través de la provincia de Buenos Aires, vienen médicos residentes a hacer la carrera de pediatra neonatólogo, conformada por tres años de pediatría y dos de neonatología, además de los residentes de pediatría que vienen durante cuatro meses para aprender a recibir a un recién nacido, asistir a un parto, observar las patologías habituales y ver a los chicos de internación de nacidos patológicos', enumera la Jefa del Servicio, la Dra. Regina Valverde.

ENTRE LA FELICIDAD Y LA ANGUSTIA

Se considera que el 90 por ciento de los nacimientos son normales y que un 10 por ciento presenta riesgos. 'Creo que debe ser la única especialidad de la medicina que tiene la suerte de no trabajar siempre con enfermos, sino que en la mayor parte de las situaciones se está frente a un hecho feliz como un nacimiento. En el caso de los chicos que tienen problemas, la enorme mayoría se recupera y para nosotros es sumamente gratificante', dice la Dra. Valverde. Al respecto, el Dr. Pedro Lukin recuerda un caso que le quedó impregnado en la memoria: 'En 1992 nació una nena con hidrocefalia. En esa época hacer una tomografía computada era algo muy moderno, difícil, pero logramos hacerle una. Lo que medimos es la corteza cerebral, cuánto empuja el agua y cuánta corteza le queda; si está muy finita ya no hay mucho que esperar. Ella tenía apenas medio centímetro de corteza. De todos modos fue operada, evolucionó bien y se fue a su casa. Pasaron 20 años y vino a tener un bebé acá. Casos de hidrocefalia atendimos muchos; éste me quedó grabado porque tenía un pronóstico muy desalentador pero la operamos y creció para volver a tener a su hijo en nuestro hospital'.

ROTACIÓN DE SERVICIO

Los profesionales cambian de sector cada tres meses por dos razones: para que todo el equipo conozca la patología neonatal y para cuidar la propia salud, ya que lidiar siempre con pacientes graves puede llevarlos al burn out. Y rotar por todos los sectores permite que un mismo médico haga el seguimiento de un bebé de principio a fin. Como le pasó hace muy poquito al Dr. Antonio Macarano, residente de pos básica del segundo año de neonatología. Él fue quien asistió el parto de un bebé de 24 semanas de gestación y 730 gramos de peso; él fue su médico tratante en Terapia Intensiva, en el sector de Prematuros y quien le dio el alta a los 92 días con 2,300 kg de peso. Hoy muestra orgulloso una foto que le mandaron de ese bebé que ya tiene 42 semanas y pesa 3,900 Kg. 'Tanto tiempo juntos, peleando codo a codo, adquirimos un vínculo casi familiar con los padres y el bebé', dice orgulloso.

El legado del maestro

Leer nota completa

Programa de Adolescencia del Hospital de Clínicas
La consulta como una oportunidad para lograr una atención integral
del adolescente

Hace casi treinta años, los médicos del Hospital de Clínicas notaron que los adolescentes deambulaban de la sección de pediatría a los consultorios de adultos porque no había profesionales especializados en esa etapa de crecimiento. Al notar esta falencia, dicha institución desarrolló el Programa de Adolescencia y cuenta con su propia Carrera especializada.

El legado del maestro

Equipo a cargo del Programa de Asolescencia del Hospital de Clínicas

El programa surgió hace veintisiete años a partir de la iniciativa de cinco profesionales, que interpretaron el llamado de organizaciones internacionales de la salud, que pedían tratar al adolescente como un segmento de la población con temáticas específicas imposibles de cubrir desde la pediatría o la asistencia clínica.

El Dr. Mendez Ribas, actualmente Profesor Consulto, Miembro Asesor y Director de la Carrera de Médico especialista en Adolescencia, da cuenta de la situación en ese entonces. “El Hospital de Clínicas es inmenso y está compuesto por servicios que se distribuyen en varios pisos. Hace casi treinta años era habitual que un adolescente ingresara por pediatría y luego tuviera que desplazarse a otro piso para ser atendido, por ejemplo, por una consulta ginecológica. Los pacientes, a veces de doce años, se perdían en el camino o se arrepentían de asistir. En síntesis, se desaprovechaba la oportunidad de indagar al adolescente en forma interdisciplinaria sobre su estado de salud”.

Esas situaciones tan comunes para la época fueron marcando el camino a seguir. Primero y principal, el grupo planteó como objetivo atender al adolescente entendiendo que la salud no es solo la ausencia de la enfermedad sino lograr el bienestar biopsicosocial de la persona. “La cobertura multidisciplinaria es esencial  para alcanzar esta visión y también para distinguir si el motivo manifiesto de las consultas, por ejemplo, un apto físico, viene aparejado de una razón latente producto de su entorno social que revela un verdadero factor de riesgo para su salud”, aclara la Dra. Fernanda Bellusci, Subdirectora del programa.

El equipo fundador trazó lineamientos que consideraron necesarios para que el programa tuviera  servicios amigables y accesibles para el adolescente, empoderándolo para que se apropie de la consulta, respetando la confidencialidad, aplicando una escucha activa y una visión multifacética del profesional.

El legado del maestro

Leer nota completa

Servicio de GinecologÍa del Hospital AlemÁn
Excelencia mÉdica en ginecología oncolÓgica

Pasión por el ejercicio de la profesión, búsqueda de la excelencia médica, liderazgo, docencia e investigación.

El legado del maestro

Equipo de Ginecología del Hospital Alemán.

El Servicio de Ginecología del Hospital Alemán se destaca por ser un centro de referencia en onco-ginecología y mastología. Liderado por uno de los ginecólogos más reconocidos del país, el Prof. Dr. Jorge Roberto Gori, se atienden alrededor de 44.000 pacientes anuales. Integrado por un amplio equipo de profesionales formados en la especialidad, dispone de una vasta infraestructura para realizar intervenciones quirúrgicas de nivel internacional y es uno de los pocos Servicios en Argentina que lleva adelante la quimioterapia intraperitoneal para el cáncer de ovario. Es un centro de enseñanza que además realiza publicaciones muy consultadas y alienta la investigación médica entre sus integrantes. El Prof Dr. Roberto Castaño es el Jefe del Servicio y acompaña al Prof. Dr. Jorge R. Gori, Jefe del Departamento de Ginecología, Mastología y Obstetricia del Hospital Alemán coordinando al equipo.

Área docente: un pilar fundamental para la formación de médicos especialistas
El Hospital Alemán está asociado a la Universidad de Buenos Aires; y el Servicio de Ginecología funciona como sede de la Facultad de Medicina en el cual el Dr. Gori es Profesor Titular y el Dr. Castaño Profesor adjunto. Además, cuenta con un programa de residencias médicas que dura cuatro años. El proceso de selección para cubrir el cupo se realiza mediante un concurso público a través de una evaluación escrita y una entrevista personal. El elegido va rotando por todas las áreas del Servicio: mastología, uroginecología, climaterio, ginecología infantojuvenil, patología cervical, cirugía endoscópica y oncología ginecológica, finalizando el período con un entrenamiento integral. También dispone de dos vacantes para obtener un Fellowship en ginecología oncológica y  en mastología que dura tres años como una instancia más en el proceso de formación en la especialidad y que, al concluirlo, les permite realizar un abordaje interdisciplinario del paciente con este tipo de patologías. Por último, para aquellos que se destacan en su labor, existe la posibilidad de aplicar a becas de estudio y realizar intercambios académicos en el exterior.

El legado del maestro

Leer nota completa

Servicio de Emergencias del Hospital Austral
Profesionalismo y amistad para llevar adelante una tarea estresante

Ubicado en la localidad de Pilar, el Servicio de Emergencias del Hospital Universitario Austral, forma parte del Centro Académico de salud de la Universidad Austral. Es por eso que sus directrices son la investigación, la promoción de la actividad docente y el alta calidad médica.

Barrileteadas solidarias

Equipo de Emergencias del Hospital Austral.

El Servicio de Emergencias está integrado por ciento veinte médicos, entre los cuales se encuentran diferentes especialistas; treinta enfermeros, la mayoría de la Escuela de Enfermería de la propia universidad y veinticinco administrativos que rotan para cubrir las veinticuatro horas de los siete días de la semana. Diariamente son atendidas entre quinientas y seiscientas personas, por lo que se necesita un buen equipo para cubrir la demanda. El Dr. Marcelo Rodríguez, Jefe del Servicio, sostiene que “el trabajo para construir un equipo eficiente y solidario es permanente. No se puede desempeñar una actividad estresante, si no hay un buen grupo humano detrás. Por eso decimos que buscamos trabajar como un conjunto  de profesionales que llevamos adelante la tarea como amigos”

¿Cómo es un día en el Servicio de Emergencias?
La jornada se inicia a las ocho de la mañana con el cambio de guardia, aunque es una manera de decir, ya que el día en un Servicio de Emergencias no tiene comienzo ni final. Los profesionales que se retiran pasan la posta con un minucioso relato de los pacientes  ingresados en las últimas horas. Hablan de sus historias clínicas, los tratamientos, y las posibles derivaciones. Los médicos que ingresan descansados escuchan atentos mientras se visten con sus guardapolvos blancos, cargándose en el cuerpo la responsabilidad que tendrán de salvar vidas.  La mecánica de trabajo exige una organización muy específica que los lleva a resolver los centenares de casos diarios. Para ello, se valen de una técnica canadiense que consiste en la evaluación del paciente que ingresa, categorizándolo según el riesgo de vida. Una enfermera especialmente capacitada lo recibe, revisa su estado, y lo deriva para su atención inmediata o consulta ambulatoria.
Por otra parte, el Servicio cuenta con instalaciones muy equipadas que los habilita a llevar adelante tratamientos de urgencia sin demoras. Tal es el caso del shock room en donde pueden colocar un marcapasos en el momento, o las salas de hemodinamia que les permite  realizar cateterismos para desbloquear arterias coronarias insertando stents sin necesidad de traslados a otras áreas.

Barrileteadas solidarias

Leer nota completa

Servicio de Pediatría del Hospital Pirovano
Un Servicio donde la formaciÓn de nuevos mÉdicos y las multidisciplinas caracterizan la atenciÓn

La sala es grande, decorada con frescos infantiles recientemente restaurados. Las cunitas de hierro antiguas y las mesitas de luz están pintadas con todo cuidado.

nestor mario penedo

Equipo de Pediatría del Hospital Pirovano.

Se nota que la sala de internación es la de un hospital público que cumple en 2013 nada menos que 117 años. Su arquitectura se alza orgullosa y, aunque antigua, se ve sólida. Los niños disponen de juguetes para pasar el rato y las madres, de reposeras para acompañarlos. En el fondo, la televisión sirve para hacer más ameno el período de internación.
La escena sensibiliza, pero los doctores del Servicio de Pediatría del Hospital General de Agudos Dr. Ignacio Pirovano llevan en el alma y el corazón la tarea de atender a niños. Están preparados para todas las circunstancias, atentos a los mínimos detalles y dispuestos al diálogo sincero y empático con los padres. Porque saben que la empatía es necesaria para anunciar diagnósticos no siempre alentadores de los pequeños pacientes.
El Servicio lleva muchos años funcionando y además de la tarea asistencial desarrolla una fuerte actividad docente. Hoy en día tiene nueve residentes y seis concurrentes que son formados generosamente y con quienes los jefes esperan trabajar algún día, cuando surja una vacante en el Servicio o en algún área programática del hospital. Además, se dicta una cátedra de la Universidad de Buenos Aires y otra de la Universidad  Favaloro. El Servicio realiza cursos de posgrado en pediatría y en dermatología; también cursos de RCP –resucitación cardiopulmonar–, no solo a profesionales sino incluso a padres; y capacita a profesionales de otros Servicios. El Curso Anual de Pediatría es uno de sus hitos, que ya va por su 22ª edición. En 2012,  también organizaron las XLII Jornadas Científicas Hospital Dr. I. Pirovano “Mujer, infancia y familia: desafíos y propuestas”.

nestor mario penedo

Leer nota completa

Servicio de Pediatría del Hospital Municipal San Vicente de Paul, Chascomús
Un Servicio que mejoró la calidad de atención de los niÑos de Chascomús

En 2008, una realidad económica difícil volcó al sistema estatal de salud de Chascomús a muchas familias que dejaron de contar con un servicio de medicina prepaga u obra social. El Hospital Municipal San Vicente de Paul les brindó la atención necesaria, incluso a niños, a quienes recibió con todas las herramientas disponibles.

nestor mario penedo

Equipo de Pediatría del Hospital Municipal de San Vicente de Paul, Chascomús.

Pero ante la necesidad creciente, la decisión proactiva de un grupo de médicos conducidos por el Dr. Víctor Peñalva logró implementar un Servicio exclusivo para los más pequeños.
“Anteriormente había un pediatra de guardia y médicos de planta del hospital, pero no existía la estructura que tenemos ahora. En épocas epidemiológicas era un problema internar, por ejemplo, a niños con bronquiolitis. Frente a la demanda, entonces, les propusimos a las autoridades de ese momento, al director del Hospital, el doctor Santiago Do Santos, y a la intendenta de Chascomús, Liliana Denot, una manera de atención diferente: tomar los casos en forma interna. Presentamos una propuesta de trabajo que fue aceptada. Todos los que conforman el Servicio hoy en día participaron de la construcción de ese proyecto y en la intencionalidad de la propuesta. Yo solo supe interpretar la necesidad que todos veíamos en el Hospital”,  refiere el Dr. Peñalva. 
En abril de 2009, plantaron bandera y comenzaron a funcionar los diferentes sectores que componen el Servicio en la actualidad. El Dr. Jorge Rodríguez es jefe del sector del servicio  de guardia de recién nacidos de la maternidad; la Dra. Ana Morgade es la jefa de la sala de pediatría y el Dr. José Luis Pedernera está a cargo de los consultorios externos.
El Hospital Municipal San Vicente de Paul está ubicado en avenida Lastra e Hipólito Yrigoyen. Su entrada es grande, y muy cercana a la puerta se encuentra la sala de espera para los consultorios pediátricos. Sus paredes, decoradas con pinturas infantiles, aspiran a distraer y alivianar el tiempo de espera de los pequeños.
Aquí llevan adelante un interesante  programa denominado Niño Sano–Niño Enfermo. Este plan contempla evitar que en las visitas por controles pediátricos se mezclen niños sanos y enfermos en la misma sala de espera. “Esto se consigue dividiendo los consultorios y los días de atención”, especifica la Dra. Morgade. De esta manera, se minimizan las posibilidades de contagios intrahospitalarios, por ejemplo, “que un bebé de un mes venga a un control de salud y tenga que esperar en la sala junto a dos pacientes con bronquiolitis”, como afirma el Dr. Peñalva.

nestor mario penedo

Leer nota completa



BÚSQUEDA DE PRODUCTOS

Conexión Andrómaco

Renovamos el compromiso de profundizar en cada edición el vínculo con la comunidad médica de nuestro país.

Nuestros Sitios